Manuel Prockett instalador

Manuel Martín: «Recomiendo Prockett a cualquier profesional»

Es instalador de gas y calefacción en Sevilla y nos cuenta que hay que seguir nuestro instinto y disfrutar de lo que hacemos, si no es muy fácil perderte. Su nombre: Manuel Martín.

¿Qué es para ti ser instalador?

El trabajo de la instalación para mí es artesanía pura y dura. Tiene una parte científica, por supuesto, pero el acabado estético de un trabajo y, más importante, la resistencia a la avería que pueda tener, depende mucho del instalador que hace el trabajo.

Como profesional, ¿qué características te definen mejor?

La cercanía con el cliente y el trato personalizado. Rara vez no cojo una llamada telefónica para atender a un cliente o posible cliente. Además, disfruto mucho de ese trato cercano con las personas… Creo que si no hubiese sido instalador, hubiese sido comercial en alguna empresa de suministros del sector. Tuve la oportunidad, pero por motivos de la vida la dejé pasar; tengo amigos comerciales que no han acabado bien en algunas empresas.

¿Qué le dirías a otros instaladores que están empezando?

Que sigan su instinto y disfruten haciendo lo que hacen. En el momento que pierdes “la chispa” por la instalación, es mejor re-convertirte que “estirar el chicle”. Hay épocas en la que lo pasas mal de verdad y uno se tiene que preguntar si es momento o no de dejarlo. Afortunadamente yo no he pasado por eso, pero sí tuve un socio muy amigo que atravesó por esta mala racha -ahora él está bien-.

Por otro lado, ten un portfolio organizado de todos los proyectos que ejecutes. Esto te hará ganar más clientes.

¿Qué tal las cosas con Prockett?

Prockett, de momento, es muy cómodo para mí. Tener en un mismo sitio todas mis facturas, compras y presupuestos me parece muy útil si eres autónomo. ¡Es un programa que recomiendo a cualquier profesional!

¿Cómo nos conociste?

Os leí en internet, en una noticia creo recordar (enlace a la noticia, noviembre de 2021).

Hasta el momento utilizaba varios excels en mi ordenador para gestionar la administración de mi negocio, luego lo compartía con mi gestor y él se encargaba de verificar los importes y hacer las declaraciones.

Con Prockett no he cambiado mis procesos, pero a lo mejor estoy ahorrando el 70% del tiempo que antes invertía. Creo y envío todos mis documentos desde la plataforma, y al mismo tiempo mi gestor puede comprobar mis movimientos.

¿Cuál es tu funcionalidad estrella de Prockett?

La comunicación con mi gestor de confianza.

Mi gestor me acompaña desde hace muchos años y nunca ha sido muy tecnológico, que digamos. Sin embargo, con Prockett se ha quitado esa barrera mental y ahora utiliza Prockett con casi todos sus clientes.

Yo siempre he estado encantado con él, pero ahora siento que tengo muchísimo más tiempo para mí y los míos… Ya no tenemos malentendidos en temas de facturación y gastos deducibles, lo cual me reporta una enorme tranquilidad.

¿Te costó mucho empezar a utilizar Prockett?

Es un programa muy intuitivo, te haces con él enseguida. Además, recibí una especie de formación por parte del equipo que me facilitó mucho las cosas. Lo utilizo tanto en el móvil como en el ordenador y nunca he tenido un problema de lentitud, ni de cualquier otro tipo.